(+54 11 ) 4488-4415 / 7840 / 7838 info@carpeal.com.ar

Preguntas Frecuentes

Las ventanas de aluminio con RPT son fabricadas utilizando sistemas constructivos compuestos por perfiles que, con sus correspondientes accesorios, garantizan los más altos niveles de funcionalidad, hermeticidad, estanqueidad y aislación termoacústica en todas sus tipologías, brindando un sinnúmero de posibilidades estéticas.
Todas ellas cuentan con el sistema de Control Termoacústico (técnicamente conocido como Ruptura de Puente Térmico) lo que permite la reducción de las pérdidas de energía a través de los cerramientos y por lo tanto se convierte en un aliado del ahorro energético.

“Romper el puente térmico” significa impedir el paso de frío o calor, respectivamente, a través de los elementos que constituyen una ventana, una puerta o una fachada.

La combinación de esta tecnología con el Doble Vidriado Hermético (DVH) garantiza la mayor aislación tanto térmica como acústica.

Para optimizar la funcionalidad del DVH es indispensable el uso de RPT.

Beneficios de las ventanas de Aluminio con RPT

Reduce las pérdidas de energía
Evita la sensación de muro frío
Reduce la condensación superficial
Permite combinar colores
Aísla acústicamente
Admite grandes superficies vidriadas

Si bien el tono más conocido es el Natural (Anodización sobre el perfil y posterior sellado de la capa anódica) hay otros colores posibles.
Cómo se logra darle color al aluminio? Hay dos tipos de procesos, la coloración mediante sales orgánicas (anilinas) o Inorgánicas, siendo esta última la más recomendada debido a su resistencia.

El proceso en sí:


Primera etapa:
La Anodización. Entiéndase como la obtención de una capa anódica producida gracias a una electrólisis en medio ácido en conjunto con sales de metal.

Segunda etapa:
La obtención de colores sobre la capa anódica. Una vez producida la Anodización encontraremos los poros abiertos del aluminio, visto con microscopio se podrán observar especies de “volcanes”, sobre esos poros abiertos se depositarán partículas de metal (sales de estaño).
El ojo humano percibe los colores por refractación, entonces cuanto más profundo es ese poro y más sales de estaño se la han depositado, más oscura veremos dicha tonalidad. Gracias a ese proceso se podrán lograr los siguientes colores: A) Gris B) Peltre C) Champagne D) Bronces: claro, medio y oscuro E) Negro.

Una de las ventajas más importantes de este proceso de electrocoloración es que gracias al sellado, el color obtenido es resistente a los rayos uv, lográndose así un color estable a lo largo del tiempo. A tener muy en cuenta: es crucial para minimizar las dispersiones de tonos, que la capa anódica sea lo más pareja posible.

* Fuente: TDA Anodizados

La pintura en polvo consta de un proceso que permite lograr una protección y embellecimiento a las superficies de aluminio. Esto se logra gracias a un proceso que consta de 3 etapas fundamentales: Pre-tratamiento, aplicación electrostática robótica del polvo elegido y curado a una determinada temperatura.

Pre-tratamiento
Todo producto de aluminio conformado ya sean piezas, láminas, perfiles etc. se logra gracias a procesos industriales muy complejos en donde intervienen por ejemplo hornos, prensas, laminadoras o matrices etc.

Es de vital importancia la preparación del producto antes de la aplicación del polvo. A este proceso se lo conoce como Pre-tratamiento. Su objetivo es dejar las superficies libres de aceites, polvo, humedad etc. De la calidad de dicho proceso depende la durabilidad de la pintura posteriormente aplicada.

Este proceso consta de tres etapas, las dos primeras son desengrase y mordentado alcalino y un desengrase y mordentado acido que le dan al aluminio la base para una perfecta adherencia.

Para lograr este objetivo es crucial medir la pérdida de masa del material. Según las normas internacionales más exigentes para ambiente costero esta pérdida no debe ser inferior a 2 g/m2 es nuestro objetivo es tener entre 2 g/m2 y 2,5 g/m2.

La tercera etapa del pre tratamiento es un baño de conversión que le confiere al material tratado protección anticorrosiva. Esta protección se obtiene por el depósito de titanio sobre la superficie del aluminio, siendo este proceso uno de los más avanzados del mercado.

Aplicación electrostática robótica del polvo elegido
Se emplean robots que permiten uniformizar la aplicación controlando siempre el caudal de aire, polvo, carga electrostática paso de las cargas etc. Este polvo está elaborado con resinas sintéticas de tipo epoxi y poliéster, endurecedores y pigmentos que brindan el color.

Tipos de pinturas
– Epoxi: apta para soportar agresión química.

– Poliéster: de uso para piezas que se expondrán a la intemperie o a la luz solar. Perfilería de aluminio y techos de chapa por ejemplo.

– Híbrido: es la adecuada para uso en interiores. Decoraciones, electrodomésticos etc.

– Poliuretano: para uso exterior debido a la buena retención de brillo que poseen. También son adecuadas para resistencia a químicos del hogar (detergentes, agua clorada, etc.)

Las pinturas presentan diferentes acabados: las hay brillantes, mates, semimates, texturadas y metalizadas.

Beneficios y Alto poder cubritivo: protección y embellecimiento La capa aplicada uniformiza la superficie del material ocultando todo tipo de marcas del proceso de extrusión. Lo recomendable es pintar entre 60 y 90 micrones dependiendo del tipo de pintura y su nivelación.

Gracias al pretratamiento a base de titanio, se confiere al material una protección anticorrosiva que soporta ensayos de hasta 2000 horas de niebla salina.

Mantenimiento
En la mayoría de los casos una simple limpieza con jabón Neutro y agua restablecerá el aspecto original de la superficie del aluminio anodizado.

Cuidados
Las pinturas, al igual que los anodizados son atacados por las sustancias alcalinas. Deberá evitarse que las superficies tomen contacto con materiales como por ejemplo: cal, cemento y yeso. Las manchas ocasionadas serán permanentes.

* Fuente: TDA Anodizados

Si te planteas cambiar los cristales de tus ventanas debes conocer los tipos de vidrios que hay en el mercado para que elijas el más conveniente según tus necesidades

Los beneficios que ofrecen los distintos tipos de vidrios para tus ventanas son muchos, pero ¿cuál vidrio escoger para que esas prestaciones se potencien? Antes de darte varias pistas conoce algunas de las ventajas que aportan:

  • Aislamiento térmico: Es muy importante que los vidrios de tus ventanas te ayuden a conseguir y mantener una temperatura confortable en el interior de tu hogar. Además, deben garantizarte un gasto de energía razonable y poder economizar en las facturas. En invierno ahorrarás calefacción y en la temporada estival, te protegerás del calor extremo. Recuerda que los vidrios de poca calidad se convierten en “radiadores” en verano, porque los rayos solares inciden directamente en los mismos y suben la temperatura del interior de tu hogar.
  • Aislamiento acústico: Con unos vidrios de buena calidad, las ventanas pueden convertirse en una barrera que evite que los ruidos de la calle entren en tu casa y perturben tu tranquilidad.  Piensa en noches de sueños tranquilos y en general, una mayor calidad de vida.
  • Luminosidad: Hay vidrios que se adaptan a las necesidades de luz natural de tu casa. Vienen con cristales traslúcidos, ahumados, opacos, transparentes, mates, etc.
  • Seguridad: Hay vidrios especiales que al romperse quedan esparcidos en forma de pequeños cristales irregulares, protegiéndote de cortes y otros daños personales. Otros son muy resistentes y te resguardan de las incursiones de intrusos, robos y vandalismo.Elegir bien el vidrio que llevará una ventana es esencial, pues de ello depende gran parte de la funcionalidad de la misma. Si quieres que tus nuevas ventanas satisfagan tus  expectativas de aislamiento térmico, acústico y seguridad tienes que elegir el vidrio correcto.Una ventana deficiente puede reducir las cualidades de un buen vidrio, y un vidrio de baja calidad puede acabar una a una las cualidades de aislamiento de una ventana bien hecha.

Diferencias básicas entre vidrio y cristal: La diferencia básica entre el cristal y el vidrio es que los objetos hechos con cristal tienen óxido de plomo. Además, el cristal se puede hallar en la naturaleza como cristal de roca o cuarzo. El vidrio no, porque es producto de la fusión de unos ingredientes naturales como la sílice, la sosa y la cal.

TIPOS DE VIDRIOS

  • Vidrios Monolíticos: Son los más sencillos y se colocan en ventanas de poca calidad. Tienen unas propiedades aislantes mínimas. Permiten máxima transparencia y el paso de los rayos solares plenamente. No se recomiendan de ninguna manera para las ventanas exteriores.
  • Vidrio Templado: Te ofrece una buena resistencia a los choques térmicos. Es más seguro porque si llega a romperse queda esparcido en fragmentos pequeños e irregulares. Es muy común su instalación en ventanas que dan a patios o terrazas.
  • Vidrio Flotado: Es un tipo de vidrio muy común en los hogares hecho a partir de mezclas de compuestos vitrificantes. Las materias primas se llevan a hornos y mediante el proceso de fundido se consigue que el vidrio fluya por una pileta o baño de estaño, para enfriarlo, endurecerlo y lograr alta calidad en su planimetría.
  • Vidrio Mate: Es un tipo de vidrio que recibe un tratamiento con ácido. Su acabado en la superficie se hace mate y evita que las huellas dactilares se queden impresas en ella. Se fabrica a partir de un vidrio flotado de excelente calidad, que después de un tratamiento con ácido, logra una superficie que difumina la luz y la transforma en un material translúcido.  Es un tipo de vidrio muy demandado para la decoración interior más innovadora.
  • Vidrio de Doble acristalamiento con cámara: Está hecho con dos hojas separadas por una cámara intermedia de aire deshidratado sellada herméticamente para aumentar el aislamiento térmico. La cámara de aire baja la transferencia de calor entre el exterior y el interior. Cuanto más grueso sean los cristales  mayor será el aislamiento.
  • Vidrio de Doble acristalamiento con tratamiento acústico: Consiste en combinar entre 2 hojas una o más láminas de polivinilo butiral (PVB) de 1 milímetro para brindar aislamiento acústico además de aislamiento térmico. El espesor más conveniente es de  4+4-12-6 mm.
  • Vidrio de Doble acristalamiento laminado o de seguridad: Como el anterior añade entre los cristales láminas PVB que brindan resistencia y elasticidad. Si el vidrio se quiebra lo hará en trocitos pequeños que se quedarán pegados en las capas medias. El espesor ideal es de 4+4-12-4 mm.
  • Vidrio de Doble acristalamiento bajo emisivo: Optimizan las cualidades que tienen un doble acristalamiento tradicional ayudando al ahorro energético pues tiene un coeficiente de aislamiento comparable a una pared de ladrillos de casi 30 cm. Se hace con una capa pulverizada, casi siempre de plata, en una cara del vidrio que evita la transmisión de energía.
  • Vidrio de Doble acristalamiento con control solar: Tiene una capa metálica que refleja los rayos solares impidiendo el calentamiento de la casa. Se logra un mayor aislamiento térmico al reflejar la energía calórica, a la vez que la luz natural entra sin mayores impedimentos. Son ideales para proteger los muebles de los rayos ultravioleta.
  • Vidrio de Triple y Cuádruple acristalamiento: Se pueden ir agregando más cristales que contribuyen a mejorar las propiedades térmicas y acústicas. Esto ya depende de necesidades especiales.